«Mi testimonio sobre crecimiento personal y masaje californiano Kaizen. Yo me dedico a las terapias alternativas energéticas, y buscaba una técnica manual a través del contacto, tras un tiempo viendo la publicidad de la escuela de masaje californiano y no hacerle ni caso, llegó el día que me puse en contacto con Pere Prat, hablando con él para que me diera más información, y en esa conversación, me dijo una frase que me llego traspasó, dicho coloquialmente : que me llegó al alma, ésta fue la siguiente: “Este puede ser tu trabajo, para el presente y para el futuro”, así que probé y me lleve una grata sorpresa con las técnicas de masaje, era justo lo que yo buscaba: dar un masaje al cuerpo y a la vez estar tocando el alma. Solo puedo agradecer a Pere Prat, a Isabel López y a Karla Mora que aparecieran en mi vida con esta terapia única del masaje californiano kaizen. Gracias, gracias, gracias…».
Alfonso Caro BarcoAlumno de la Escuela de Masaje Californiano Kaizen
«Mi primera toma de contacto con esta terapia fue en un taller sobre crecimiento personal e introducción al masaje, esa mañana hicimos una meditación de Osho, nunca había oído hablar de ella, me parecía todo muy extraño, pero decidí dejarme llevar, en una de las prácticas de repente comencé a llorar, a soltar, sin saber por qué, mi cuerpo se liberaba solo, cuando terminó el taller, decidí que tenía que seguir, necesitaba sentir de nuevo esa sensación de liberación plena. En mes y medio aproximadamente allí estaba, en la escuela de masaje californiano Kaizen realizando mi primera clase, volví a sentir esas sensaciones del primer día, me sentía bien y me animé a seguir la formación de esta terapia, y aquí sigo, aprendiendo de mi misma, del equipo y del masaje californiano Kaizen, cuando terminan los talleres me siento relajada, pero con vitalidad, reconfortada por lo que he dado, por lo que he transmitido pero sobre todo, por lo que he recibido».
Cristina Gutierrez MateosAlumna de la Escuela de Masaje Californiano Kaizen
«Realizar este curso en la Escuela de Masaje Californiano Kaizen, ha sido lo más reconfortante que he realizado en el último tiempo. He sentido cambios en mi cuerpo, he notado cambios en el sentir de mi corazón, estoy sintiendo una alegría constante desde que me levanto hasta que me acuesto, asistir y realizar la meditación activa ha renovado mi cuerpo físico y fortalecido el espiritual, estas experiencias han sido impresionantes y a veces son difíciles de explicar, pero la felicidad que alberga en mi cuerpo y espíritu es algo sin igual. Aunque aun estoy aprendiendo la técnica del masaje californiano Kaizen, he llegado a conectar con el interior de las personas, por lo cual mi labor como tal es aun más agradecida en mi interior, porque así me doy cuenta que la persona que recibe el masaje está viviendo su propia experiencia y queda reconfortado.»
Rosemberg Orrego BaezaAlumno de la escuela de masaje californiano Kaizen
«Mi experiencia podría sintetizarse así: Desde que me adentré en el mundo de esta terapia, de mano de la escuela de masaje californiano Kaizen, tanto como paciente recibiendo el masaje como alumno del mismo, el tiempo parece haberse hecho más intenso, sigue pasando rápido, pero puedo sentir que ahora tiene más contenido. Los sueños son más vividos, las sensaciones multiplican sus dimensiones y hay un ángulo muerto de la realidad que ahora forma parte de una visión más amplia, más profunda. A nivel físico, todo esto se materializa en una especie de “laxitud elástica”. Soy más consciente de mi cuerpo y sus cargas se hacen más ligeras. Mi cruce de variables dimensionales cuerpo-mente se filtran en la realidad del día a día y empiezo realmente a sentir y a vivir de otra manera”.
Miguel Angel YustaPaciente y alumno de la Escuela de Masaje Californiano Kaizen